14 de marzo de 2017

Reseña de Las naves de la magia, de Robin Hobb


  
Título original: Ship of Magic
Autor: Robin Hobb
Saga/Comp.: sí (1/3)
Género: fantasía
Edad: 16 años en adelante
Editorial: Penguin Random House
(¡muchas gracias por el ejemplar!)
Año de publicación: 1998

En la lejana costa al sur de los Seis Ducados se halla el Mitonar, un centro de comercio exótico y el hogar de una nobleza mercante afamada por sus barcos vivientes. Son naves hechas de tronconjuro, una madera capaz de madurar hasta adquirir plena conciencia.

La fortuna de una de las familias más antiguas reside en una embarcación que ha despertado recientemente: "Vivacia". Para Althea Vestrit la nave es su legítima herencia, pero le ha sido negada y hará lo que sea por recuperar su legado. Para Wintrow, sobrino de Althea, al que han arrancado de sus estudios religiosos para que sirva a bordo, "Vivacia" es una condena perpetua.
Pero el destino de la familia Vestrit, y del barco puede estar en manos de un extraño, que trata de hacerse con el poder sobre todos los habitantes de las Islas Piratas.

Mi opinión:
Tengo una serie de emociones encontradas… Había oído mucho sobre Robin Hobb y su trilogía del Asesino que, dicen, es simplemente maravillosa. También había escuchado que en comparación, esta trilogía no era tan buena como la anterior. Encima me encontré frente a un libro de 700 páginas y letra muy pequeña… Así que no es de extrañar que me haya tomado mi tiempo hasta que al fin decidí empezarlo.

No les voy a decir que es una maravilla, porque personalmente tuve muchos momentos de desesperación con el libro en que sentía que todo iba lento y rápido a la vez, pero rara vez a un ritmo que me resultara agradable. No obstante, Robin Hobb es una genia en cuanto a literatura de fantasía se refiere, y el universo que ha construido está increíblemente delimitado. Hay leyes para la magia y se respetan, hay criaturas fantásticas maravillosas que te hacen soñar con este gran universo, y hay una infinidad de personajes.

De hecho, creo que su manejo de personajes es una de las cosas que más me dejó entusiasmada porque no se siente que haya un protagonista alrededor del cual gira todo, sino que tenemos la oportunidad de conocer la vida de muchos personajes. Tampoco es que haya buenos y malos, o que sean “blancos” o “negros”, se nos presentan todos con sus matices, sus motivos, sus pasados, sus anhelos y sueños frustrados… lo que le da un toque de realidad a la historia impresionante.

¿Y de qué va la historia? Pues básicamente se enfoca en Althea, quien ha vivido navegando en Vivancia, una nave mágica. Las naves mágicas o “nao redivivas” (como se les llama aquí) están hechas con una madera especial que les permite tener “vida” y conciencia, de manera que puedan decidir por sí mismas a dónde ir, ¿no es hermoso? *-*

Lo malo es que cuando nuestra protagonista está por volverse capitana de la nave, algo malo sucede y pierde su derecho al barco. Para Althea, esa nave es su vida y más le valdría estar muerta que sin ella, por lo que hará hasta lo imposible por recuperarla.

Al tiempo que se desarrolla esta historia, tenemos otra igualmente importante que es la de Kennit el “malo” de la historia, quien desea apoderarse de una nave mágica para poder controlar el mar y los territorios de las Islas y volverse el “rey” de los piratas.

En general la historia es atractiva y llena de acción, pero sí hubo momentos en que me sentí abrumada, en especial al inicio que hay mucha introducción a este nuevo universo y a los términos marítimos (sigo confundiéndome si ir a babor es ir a la izquierda o a la derecha, soy un caso perdido, jajaja). Pero creo que si se supera esto, es fácil engancharse con la historia.

También me encantaron las naves y toda la complejidad que hay alrededor de ellas. Por ejemplo, siempre tiene que haber alguien de la familia a bordo de la nave porque si no podría volverse loca. Además, estos barcos tienen mucha personalidad, son prácticamente como otro personaje con sueños, temores, ideas... Realmente me pareció algo increíble.

Otra cosa que me gustó mucho es que estos libros se desarrollan en el mismo universo que ya ha creado la autora en otros libros: Seis Ducados. Así que es como si pudiéramos adentrarnos de lleno en este mundo, conocer sus diversas ciudades y criaturas, sus distintas épocas, y aventurarnos en las vidas de varios personajes que lo habitan mientras brincamos de un libro de fantasía a otro.

Trilogía: Las leyes del Mar
1.       Las naves de la magia
2.       Las naves de la locura
3.       Las naves del destino

Calificación que le doy:



8 comentarios:

  1. ¡Hola, Montse!
    Ay, siempre me encanta cuando los autores se esmeran en construir un universo completo. Y pues, como amante de la fantasía que soy, sin duda tengo que leerlo, aunque me eché un poco par atrás el grosor y el asunto del ritmo.
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que te van a encantar estos libros :D

      Eliminar
  2. Por fin te animaste a leerlos, te adoro!

    ResponderEliminar
  3. me reocmiendas este libro si tengo 12 años? quiero leer fantasia y magia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden ser un poco pesados, en especial por su grosor y el lenguaje que usan sobre el mar, pero no pierdes nada con intentarlo, en especial si sueles leer a menudo :D

      Eliminar
  4. Que gran reseña, gracias por tomarte el tiempo y por dar tu opinión sincera. Concuerdo contigo en casi todo.
    Saludos :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D